dejadepensar

DANIELA

GARCÍA

TABARES

HISTORIAS DE MIS DÍAS

 

Estos son mis días sin historia.

DEJA DE PENSAR

 

Deja de pensar que me conoces sólo porque sabes que leo a Bukowski, Kerouac o Gogol. Todas las locas les leen. He conocido a algunas -no muchas- que hacían lo mismo que yo. Es verdad que la mujer que lee a Bukowski siente amor por la autodestrucción lenta y placentera, y la que lee a Kerouac es sólo porque nada puede adentrarnos en antros y carreteras como su prosa, y porque nos da la libertad imaginada que ansiamos.

Deja de pensar que me conoces porque escucho a Cohen, Vedder o Rice. Todas las nostálgicas les escuchamos. Hay que ser sumamente imbécil para no darse cuenta que nadie transmite como el Dios Leonard, y que nadie eriza la piel como su mesías Damien.

Deja de creer que me conoces porque sabes que puedes regalarme cualquier libro de cualquier autor americano de mitad de siglo que acertarás, o cualquier película de esas francesas o escandinavas en las que casi nadie habla y todo es muy gris y sólo se oye una banda sonora de cortarse las venas.

Todas esas cosas no dicen nada de quién soy. Dicen en qué malgasto mi tiempo mientras no escribo y mientras no tengo dinero para viajar. Pero no dicen quién soy. No hablan de mis miedos, ni de mis traumas, ni de mis hastíos. No te dice nada sobre cómo hacerme volar o cómo hacer que me olvide del mundo. No se te ocurra pensar que eso te da señales sobre lo que siento al bailar, ni de lo que realmente me hace olvidar todas esas cosas -maravillosas- y ser yo por fin, sin adornos ni azulejos, yo sin nada, yo vulnerable.

 

 

Copyright © 2016 - All rights reserved. hola@danielagarciatabares.com