bebia y bebia

DANIELA

GARCÍA

TABARES

BEBÍA Y BEBÍA

 

Fue una noche muy larga. Llamé a Dill y Simon para que se reunieran conmigo en el Brewer a las ocho. Los tres aparecimos a las diez. Yo nunca tenía dinero y ellos lo sabían. Estaba extenuada. Esa tarde mi jefa me había pedido que dejara todo desinfectado. Cuando al vernos me abrazaron, sus caras revelaron unas náuseas profundas. Me dijeron que era como abrazar un retrete. Olía a lejía y mierda seca.

No llegamos a pedir nada. Salimos del Brewer en dirección a la calle Svässe. Simon vivía allí desde hacía sólo dos semanas. Caminamos en silencio porque ninguno tenía fuerzas más que para emborracharse. Cuando llegamos a casa de Simon fui directa a la ducha. Ellos abrían cajas en busca de ron. Simon gritó que cogiera una de sus camisetas de alguna de las cajas y que me esperaban abajo. No hacía demasiado calor pero empecé a sudar debido al efecto del alcohol en mi estómago vacío. Me dio mucha vergüenza decírselo, así que seguí bebiendo.

Cuando llegamos a casa de Tomas, otro amigo, ya había mucha gente. Tomas nos vio parados en la puerta y vino a recibirnos. Le saludé tendiéndole la botella de ron. Miró mi camiseta y mi pelo mojado y acto seguido asesinó a Simon con una mirada repleta de odio. Creo que a día de hoy todavía piensa que nos acostamos. La noche fue incendiándose. Yo bebía y bebía para matar el hambre y recuerdo ver a Simon y Tomas discutiendo acaloradamente. A mí no me importaba. Que se maten si quieren, pensé. Me apoltroné en la esquina del sofá y muchas caras pasaron ante mí para discutir teorías acerca del mundo. Recuerdo que me encantaba plantear teorías que, aunque no fueran acordes a mis principios, las defendía a muerte con tal de hacer rabiar a mi interlocutor. Eso era lo primordial. Lo siguiente ya es silencio y calles vacías. Como siempre, volvía a casa sola, hambrienta y borracha. Me quedaba de pie, observando los árboles desnudos que me humillaban porque ellos eran lo más cerca que estaría de unos brazos dispuestos a dejarse montar.

 

 

Copyright © 2016 - All rights reserved. hola@danielagarciatabares.com